Top

Belleza efímera

Belleza efímera

En esta obra quise captar la belleza de lo efímero, lo pasajero, y mediante una pompa a punto de tocar el suelo y convertirse en un mar de gotas de jabón creo que se expresa muy bien ese deseo. Además le da un toque artístico la barandilla tan típica de La Concha (Donosti) que se ve en un segundo plano. El momento en que saqué la foto es tan efímero como la propia fotografía y no estaba en absoluto premeditado ni planificado al igual que las obras impresionistas en las cuales no importa el realismo del cuadro, sino la esencia del momento.La belleza de la ciudad donde resido desde hace solo unos meses y ese “vive el momento” que evoca la pompa conviven en perfecta armonía en esta fotografía.Por otra parte al mirar un rato la imagen casi podemos percibir el dinamismo de esta (nos parece ver a la pompa flotando).Todos los sentimientos que evoca esta imagen son positivos y, además, la fotografía nos recuerda que aunque algo bueno se acabe, su recuerdo siempre quedará en nuestra mente al igual que la pompa en el objetivo de una cámara.