Top

Cromatóforos

Cromatóforos

El desarrollo embrionario de un calamar es directo, no hay metamorfosis con distintas etapas larvarias, como ocurre en otros moluscos. A esta fase del ciclo biológico del calamar se le denomina paralarva.

Esta es una fotografía de la sección superior de una paralarva de calamar (Loligo vulgaris) de unos 6 mm de longitud. En ella se pueden apreciar que, tanto en cabeza, ojos, brazos y tentáculos, aparecen una serie de puntos y lunares coloreados. Son, en realidad, células pigmentarias controladas a su voluntad por el sistema nervioso.

Poseen tres tipos de células pigmentarias; los leucóforos son responsables de la coloración blanquecina, los iridóforos reflejan la luz dando tonos metálicos, verdosos, azulados y plateados. En la parte más superficial de la piel se encuentran los cromatóforos, que producen coloraciones amarillas, naranjas, rojas y negras. De esta manera pueden cambiar de color en cuestión de segundos para mimetizarse con el espacio circundante.

Actualmente, en el IIM de Vigo, se está desarrollando un proyecto que tiene por objetivo la localización de áreas de puesta de calamar en aguas del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia. Una vez localizada una puesta, parte de los huevos se trasladan al laboratorio para su estudio. En alguna ocasión, estos huevos llegan a eclosionar y podemos disfrutar de los impresionantes cambios de coloración de las paralarvas de calamar.

El objetivo final del proyecto es la protección de las áreas de reproducción y puesta de estos cefalópodos, para garantizar así su perpetuación en las costas gallegas.