Top

¿Demasiado cerca?

¿Demasiado cerca?

Cuando alguien, de manera consciente, se acerca tanto a una tarántula (Lycosa tarantula) como para tomar una fotografía en la que se puedan ver tan bien los detalles de su “cara” es porque es muy valiente… o porque una avispa parasitoide le acaba de picar dejándola paralizada. Este último es mi caso. Una situación excepcional de la que ambos salimos favorecidos, yo por la foto y ella porque se pudo librar de un futuro digno de la película Alien.

Y todo ello sin salir de la zona sur de Madrid, muy cerca de los yacimientos paleontológicos del Cerro de los Batallones, donde trabajo los veranos… Pero eso es otra historia.

Lo dicho: ¿Demasiado cerca? Yo al tomar la foto y ella de perder la vida.