Top

El Color de los Átomos

El Color de los Átomos

Cuando se introduce en una llama una disolución finamente pulverizada se forman átomos libres en estado gaseoso de prácticamente todos los elementos de la tabla periódica. Si la temperatura de la llama es lo suficientemente alta los átomos se excitan (absorben energía de la llama) y emiten radiaciones características que constituyen su espectro de emisión, que puede considerarse su “huella dactilar”. La luz emitida puede ser visible y presentar un color que identifica a los átomos del elemento.
En la imagen se muestra una llama de flujo laminar de aire-acetileno (2300°C) en la que la luz verde la emiten los átomos de níquel y la pequeña mancha de luz amarilla es debida a la presencia de átomos de sodio. Esta propiedad de los átomos metálicos hizo posible el descubrimiento de varios elementos a lo largo del siglo XIX y hoy en día es la base de los métodos espectroscópicos que permiten no sólo identificar los elementos que están presentes en una muestra sino también calcular su concentración, aspectos de gran importancia para el estudio e investigación de elementos esenciales o tóxicos en gran diversidad de materiales.
Como curiosidad señalar que hasta el siglo XIX los fuegos artificiales eran monocromos porque estaban hechos casi en exclusiva de sodio. Al descubrirse esta propiedad se introdujeron otros colores como el rojo, que es proporcionado por el estroncio, componente básico en la pirotecnia actual.