Top

Gota bailarina

Gota bailarina

De la observación de la estructura de la hoja de la flor loto en la escala nanométrica y de la reciente capacidad para manipular en esa misma escala surgen los materiales superhidrofóbos, absolutamente repelentes del agua. Esta propiedad proporciona inmensas posibilidades tecnológicas: materiales auto-limpiables, inhibidores de la biocorrosión, recubrimientos contra la incrustación marina, y sistemas anti-adhesión de hielo. La imagen ilustra un nuevo material compuesto multifuncional que combina una elevada repelencia al agua con una luminiscencia de gran intensidad. En este trabajo se ha usado un papel convencional de celulosa, polifluoreno y nanopartículas de sílice sintetizados y modificados en nuestro laboratorio. El resultado ha sido un material flexible, altamente fluorescente y con una superficie rugosa nanoestructurada que presenta ángulos de contacto del agua superiores a 160º y ángulos de desplazamiento de gota de 0º. Estos nuevos materiales constituyen la base de la electrónica altamente hidrófoba, aún por venir. Su empleo en células fotovoltaicas aumentaría el tiempo de vida de los actuales sistemas sin influir en las propiedades electrónicas.