Top

LAS “NUEVAS” ESTRELLAS

LAS “NUEVAS” ESTRELLAS

Contemplar el firmamento es una de las cosas más bonitas y extraordinarias que se puede hacer en la naturaleza, pero en las grandes ciudades, a causa de la contaminación lumínica, esto resulta imposible.
La contaminación lumínica es luz desperdiciada y, por tanto, es energía que se pierde iluminando el cielo en lugar del suelo o los objetos. Este fenómeno ha ido creciendo rápidamente en los últimos años, hasta convertirse en un problema real y muy importante, producido por el aumento del consumo energético. Sus impactos negativos son cada vez más evidentes y afectan no sólo al paisaje, sino que también la vida animal y  la rutina de las personas se ve afectada por el exceso de la luz nocturna. Este exceso de luz puede llegar a causar en las personas insomnio, diabetes, depresión, obesidad y reducción de la fertilidad.
La contaminación lumínica afecta a muchas partes del mundo; en áreas muy pobladas e industrializadas, este problema es un gran indicador de la energía derrochada por la sociedad. La enorme cantidad de luces, el contraste y el resplandor durante la noche  provocan una gran iluminación causando que sólo podamos observar en el cielo las estrellas más brillantes. Gran cantidad de las personas que viven en las zonas urbanas nunca han visto la Vía Láctea, y lo más parecido a las estrellas que pueden ver son las farolas, como en esta imagen.