Top

Microencapsulación aromática

Microencapsulación aromática

La microencapsulación es un proceso en el que un componente sólido, líquido o gaseoso es envuelto, mediante un agente encapsulante, para obtener partículas resistentes a factores externos como oxígeno, calor, luz o humedad. Este proceso es fundamental en la industria alimentaria, ya que es esencial alargar la vida útil de los productos y protegerlos de todos aquellos agentes externos que puedan deteriorarlos. Mediante esta técnica se obtiene un polvo con un tamaño de partícula variable pero con un contenido de humedad muy bajo que favorece la protección del compuesto encapsulado en el interior de las partículas esféricas. Para la obtención de estas formas esféricas es muy importante el control de la temperatura a la que se realiza el proceso. Solamente temperaturas por encima de 180 ºC permiten obtener este tipo de formas. En la parte izquierda de la fotografía se observan las formas esféricas características que se obtienen cuando una emulsión, que contiene diferentes agentes encapsulantes, se mezcla con el compuesto alimentario de interés (un aroma en este caso) y se somete a un proceso de secado por aspersión (Spray Drying), que es una de las técnicas más usadas a nivel industrial para la microencapsulación de componentes alimentarios. La parte derecha de la imagen muestra un zoom de la microcápsula abierta.