Top

¿Quién soy?

¿Quién soy?

En las películas de ciencia ficción cada vez vemos criaturas más espectaculares y raras, que alimentan nuestros miedos y roban el sueño a más de uno. Sin embargo, no hace falta efectos especiales para observar criaturas que llaman la atención por su pintoresca belleza: basta con echar un ojo al mar.
El mar nos brinda espectaculares criaturas cuyos diseños compiten con cualquier producción de Hollywood. Estos diseños no son fortuitos sino que son el producto de millones de años de evolución. Al igual que las orugas se transforman en frágiles mariposas, las larvas de langosta pasan por distintos estados larvarios errando a la deriva, como miembros del zooplancton, antes de ser adultas. Durante este periodo, que puede durar hasta dos años, se conocen como “filosomas”. Esta imagen muestra una filosoma muy avanzada capturada frente a las costas gallegas, que derrocha curiosidades: su cuerpo es transparente para evitar ser vistas, es plano a modo de vela y de la mitad de sus patas salen unas “plumas” que agitan delicadamente y les permite mantenerse en la columna de agua como volando. Un organismo tallado por un medio donde comes o te comen, que oculta con celo su verdadero origen.