Top

Reflejos de otoño

Reflejos de otoño

Soy Isabel Gavín Tomás, alumna del IES SIERRA DE SAN QUILEZ de Binéfar, provincia de Huesca. En la asignatura de Biología trabajamos el proceso vital de las plantas. Durante este otoño y paseando por el Barranco de Gabasa en la provincia de Huesca me encontré con esta maravilla.
El otoño constituye una fase más del ciclo de la vida natural. Los últimos frutos caen de los árboles, de la misma forma que las hojas. Tanto en el suelo como en el agua, la humedad, el frío, las lluvias y los cambios de temperatura producen el efecto de descomposición necesario para generar nutrientes que la tierra absorbe y, en cuanto el clima es lo suficientemente benévolo, harán que germinen las semillas y comience de nuevo el ciclo de la vida.
Los frutos y hojas que caen al agua forman en su superficie ondas circulares en el estanque que, además, está rodeado de un manto de hojas muertas que son las protagonistas de la transformación que se produce en este ciclo de vida.
Nuevas formas de vida aparecerán en la primavera, una vez superado el invierno, en que descansa el metabolismo de la mayor parte de las formas de vida.
No solamente es fascinante el proceso vital, también es bello el espectáculo visual que puede presenciarse en cualquiera de los momentos de dicho proceso.