Top

Supernova

Supernova

Durante el desarrollo embrionario los vasos sanguíneos se generan a partir de precursores mesodérmicos mediante el proceso de vasculogénesis, mientras que en individuos adultos se pueden formar nuevos vasos sanguíneos a partir del lecho vascular preexistente mediante el proceso de angiogénesis. La desregulación de estos procesos está implicada en múltiples enfermedades que afectan a más de un millón de personas en todo el mundo, como ciertas patologías oculares, el cáncer, asma, diabetes, esclerosis múltiple o SIDA. En el laboratorio de Diferenciación Celular del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León, dirigido por la Doctora Marín, desarrollamos modelos celulares apropiados para la identificación y estudio de factores implicados en la formación de vasos sanguíneos.
En la imagen se muestra un modelo de diferenciación endotelial en tres dimensiones a partir de células troncales embrionarias, “células madre”. En rojo están marcados los brotes vasculares (células CD31 positivas) y en azul los núcleos de las células (DAPI). Este modelo de diferenciación a endotelio recapitula estadíos de la vasculogénesis embrionaria y la formación de brotes angiogénicos, representando una herramienta fundamental para el desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer y las enfermedades vasculares.